Las palabras NO se las lleva el viento

Poco hay que añadir a este video para  entender el poder transformador de las palabras y la necesidad de cuidar el lenguaje, de escoger las palabras más efectivas si queremos de verdad llegar a las personas y motivarlas. El mismo mensaje con palabras diferentes, resulta en acciones diferentes. Al  cambiar la frase: “Soy ciego por favor ayúdeme”,  por: “Es un día hermoso y no puedo verlo”,  nos ponemos en la piel de esa persona ciega,  y la empatía nos impulsa a la acción. La empatía es la capacidad que nos permite descubrir qué sienten otras personas y nos acerca a sus emociones  y a su modo de ver las cosas. Comprobamos que  el lenguaje es acción, y por ser acción, tiene un inmenso  poder transformador.  

Terry Mahony en su libro “El poder de las palabras” señala que “ciertas palabras bien elegidas activan las mismas  áreas del cerebro y tienen los mismos efectos terapéuticos que un fármaco como el Prozac”.

lo que pienso

Independientemente de la intención que tengamos nosotros  al  decir algo, el  valor real de esa comunicación  está en  la respuesta que recibimos. Sabes si has comunicado  lo que pretendías cuando el otro actúa en consecuencia.  Como decía el gran escritor irlandés, George Bernard Shaw: “El problema más grande en la comunicación es la ilusión de que ésta existió”.

Este blog nace con la intención de intercambiar  opiniones y compartir ideas que nos motiven  a dar  lo mejor de nosotros mismos.  Nace con  la pretensión de que sea un lugar donde encontrar y aportar reflexiones, enlaces relacionados, artículos o vídeos con ideas interesantes para sacarle más partido a nuestra vida.  

Estoy convencida de que el modo en que nos comunicamos con los demás, y  la manera  en que nos contamos las cosas  a nosotros mismos, determinan en último término la calidad de nuestra vida.

Cuando nosotros cambiamos, cambia todo lo demás. Llevo 30 años dedicándome a la Comunicación y he comprobado que saber qué nos decimos y cómo nos lo decimos es el primer paso para mejorar nuestra relación con el mundo.

Declara  que una vida plena es posible.  DeClara es la manifestación y el propósito de que queremos avanzar en este camino. Es una actitud hacia nosotros mismos y hacia los demás. ¡DeClara conmigo!