DE VUELTA VOY

DE VUELTA VOY

PEDRO CASALDALIGA

 

Discretamente sordo a los agudos, 
nuevas me llegan las vivencias graves: 
los cantos de la paz, los llantos mudos, 
el vuelo independiente de las aves,

la trama del pecado y su reverso, 
la soledad de todos tan cercana, 
la síntesis del mundo como un verso, 
la voz de Dios más otra y más humana.

Suelta la crin y la ternura suelta, 
la libertad por brida entre los dientes, 
ya en la recta final, estoy de vuelta 
de ciertas cabalgadas impacientes.

No he de colgar la lira ni la espada, 
no negaré mi brazo a quien lo quiera, 
pero se pone el sol en la calzada 
y abro de par en par la antigua espera.

 

 

5 opiniones en “DE VUELTA VOY”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *